miércoles, 22 de febrero de 2012

En los confines de mi imaginación (2)


Me di cuenta que al lado de aquel letrero había un extraño personaje que me observaba con una mirada cargada de curiosidad, no pude parar de contemplarlo su tez reflejaba todo un mundo de fantasías y sus ojos todo lo imposible a la mano del hombre. Supe enseguida de que ella era imaginación, me incorpore casi de un salto y le intente explicar que la necesitaba, pero con un tono burlón y un gracioso movimiento de cabeza me negó toda posibilidad de volver, me explico que se encontraba mejor en ese reino de fantasía que había creado, donde ella era la reina y creadora de toda una vida cargada de ilusiones y cuentos. Intente agarrarla por la mano y llevarla conmigo, pero sus frágiles dedos se escurrieron y con ágiles movimientos desapareció de mi lado. Me vi sola en aquel paraje desierto y cubierto por un manto de verde que ondeaba al compás del viento, me derrumbe y unas lagrimas se escaparon entre mis ojos por la impotencia, pero no tarde en recuperarme y ponerme en marcha, con paso firme y ligero fui en busca de mi preciada imaginación. Recorrí parajes extraños desde ríos de caramelo y azúcar hasta montañas de cuadros sin acabar. Hasta que llegue a un inhóspito lugar dónde vagaban todo tipo de seres oscuros y malignos, reconocí cada uno, eran todos aquellos que me atormentaron en mis tristes pesadillas de infancia. A lo lejos aviste a una desamparada criatura nada más ver su tez sabía que era ella estaba allí en una esquina de ese infernal lugar, cogida por las rodillas y balanceandose con un vaivén confuso. Salí corriendo a su encuentro y la toque por la espalda me di cuenta de que estaba perdiendo el color de su peculiar tez, mi cara de preocupación reflejo todo un mundo de agonía y le pregunte que le pasaba. Tras una larga historia en la que me contaba como se iba apagando su fuego interno por culpa de mi obsesión a la loca escritura diaria, ella empezó a ver la diversión como trabajo. La intente convencer con palabras trucadas pero ella me dijo yo existo para librarte de esa realidad y yo soy la que te da siempre el mismo pensamiento "¿Por qué contentarnos con vivir a rastras cuando nuestro anhelo es volar?". En ese momento me di cuenta de que ya no era mi escapatoria, imaginación era mi herramienta. Tras palabras sinceras ha vuelto a mi ser y vuelvo a escribir. 

-----------------------------------------------------------------------

Gente! se que llevo mucho sin escribir he estado tan desganada y tan ocupada que no se me había pasado por la cabeza ahora intentare escribir mas un besito. Y si estaís algo perdidos pues leeros la primera parte de la historia "en busca de imaginación".

1 comentario:

  1. publique usted señorita a ver que vergüenza es esta!

    ResponderEliminar